Conducción defensiva, ¿Qué es y cuál es su importancia?

Cada día vemos en las redes sociales, los noticieros o periódicos, noticias sobre accidentes viales, accidentes que, si bien han disminuido en comparación a años anteriores gracias a medidas como la tolerancia cero con el alcohol, siguen siendo una de las principales causas de ingreso a urgencias en los hospitales.

En TEA somos conscientes del riesgo que se puede correr al volante, por eso, además de exigir a nuestros conductores las normativas regulares como el pase habilitado para Transporte Especial, también exigimos que se tenga vigente el curso de conducción defensiva, el cual se debe renovar constantemente.

La conducción defensiva hace referencia a anticiparse a las situaciones de peligro y comprende un conjunto de técnicas que ayudan a disminuir el riesgo de accidentes al estar atento a posibles peligros provenientes de factores externos como problemas en la vía u otros conductores.

En esta oportunidad, recopilamos algunas de las principales claves de conducción defensiva que nuestros conductores siguen día a día y te las compartimos para que las pongas en práctica:

  1. Conduce más despacio: Los imprevistos pueden ocurrir, la forma de anticiparse a ellos es conducir más despacio para tener más tiempo y mejor capacidad de reacción en caso de una eventualidad.
  2. Observa: No solo basta con ver, debes observar lo que ocurre a tu alrededor, usa los retrovisores y asegúrate de no tener puntos ciegos. Analiza lo que sucede en la vía y los posibles peligros a los que te puedes enfrentar.
  3. Mantén la distancia: A pesar de ser una de las recomendaciones que más se repite, tiende a ser la que más se incumple, llevando consigo a que accidentes múltiples sucedan todo el tiempo. Mantén la distancia reglamentaria y así tendrás más espacio para reaccionar.
  4. Desconfía: Anticiparse a los accidentes es saber que no todos los conductores van a ser tan responsables como tú, por lo tanto, no asumas que los demás usarán las señales de tránsito, a pesar de que lleves la vía, ve siempre alerta.
  5. Evita distracciones: Cuando desees cambiar una canción, contestar un mensaje o una llamada o revisar el GPS, pide a tu copiloto que te ayude, en caso de que no cuentes con uno, posterga el cambio de canción, el mensaje o la llamada, en cuanto al GPS, úsalo con la función de comando por voz activado y así no tendrás que despegar tu vista de la vía para revisar la pantalla.
  6. Mantén ambas manos sobre el volante: La posición recomendada por los expertos es (imaginando que el volante es un reloj), poner las manos en las 10:50 o en las 3:15
  7. Conoce bien tu vehículo: Aunque parezca falso, muchos conductores no conocen todas las funcionalidades del vehículo que están conduciendo, en especial si es la primera vez que lo conducen. No permitas que sea tu caso, antes de acceder a conducir cualquier vehículo, pide una explicación completa de su funcionamiento y si te quedan dudas, revisa el manual.

Esperamos que pongas en práctica cada una de estas recomendaciones y que la próxima vez que salgas a la vía, seas aún más cuidadoso que antes.